12 oct. 2010

La vida tiene la palabra!

Porque hay personas que anhelan lograr cumplir solo un sueño durante toda su vida y existen otras que lo desean todo mientras vivan y ninguna de las 2 lo obtiene.

No creo que se trata de buscar tener un solo objetivo y proponérselo alcanzarlo, ni tampoco querer tener el mundo entero en nuestras manos, creo que solo buscamos escusas para mantenernos ocupados o al menos decir que andamos en busca de algo, para no quedar en evidencia como la nada absoluta de nuestros pensamientos.

Creo que existe un miedo general que nos llega a todos en cierto punto en el cual concluimos que si no hacemos algo con nuestras vidas estamos vacios, y al tomar esta decisión ya hicimos algo, no? Hemos decidido, con todo lo que conlleva esa decisión que en realidad no es ´´hacer algo´´ es la materialización de ese algo, hacer algo comienza por un pensamiento, concretarlo es un asunto distinto, pero así lo concretemos o no, no creo que deba haber tanta preocupación por hacerlo o si no somos castigados por algún tipo de fuerza o entidad ajena completamente a nosotros. A veces tomar la decisión de no proponerse una meta y deja que la vida nos sorprenda es hacer algo con nuestras vidas, aunque no sea tomar las riendas de nuestra vida, solo entregarnos a la brisa del destino y que nos lleve lejos o tal vez cerca, pero que ella decida qué ocurrirá con nosotros…

Todos el mundo, y me refiero a TODO, necesita tomarse un minuto y decidir proponerse no concluir con algo, de todas formas no va a concluirlo(sin ser pesimista)por que a veces aunque uno lo desee de verdad con todas sus fuerzas no lo obtiene, y ahí es cuando deducimos que la vida es injusta y al contrario nosotros somos injustos con ella, al no darle un voto de confianza y probar un poco de ese sabor a humildad que tanto obviamos disfrutar y decirnos que si no ocurrió por más que lo hayamos deseado con todas nuestras fuerzas es porque la vida sabía exactamente que no lo necesitábamos, ella sola es capaz de conocer lo mínimo e indispensable que nos corresponde y ni una pizca mas y tal vez no nos convenía o en el fondo iba a convertirse en algo vacio a lo largo del tiempo, y encima nos atrevemos a juzgar su palabra. Insensato visto desde esta perspectiva, no?

He estado varias semanas sin escribir y creo que (mas allá de no haber sentido inspiración alguna por hacerlo)creo que si me hubiera propuesto escribir no lo hubiera hecho, porque tal vez lo que hubiera dicho(en el caso de que se me hubiera ocurrido algo)no necesitaba ser comunicado al mundo, creo firmemente que cada frase, oración, palabra pronunciada por más insignificante está destinada a ser dicha, de una u otra forma, porque de otro modo se hubiera quedado en nuestro subconsciente, mas allá de que la hallamos pronunciado voluntaria o involuntariamente.

Y dejando de lado los posibles disparates, idas y vueltas y pasillos sin salida que pueda tener este fragmento de pensamiento echo texto, creo que este era el momento preciso para decirlo, y el lugar donde exponerlo.

De qué forma podría haber sido entonces…?

No hay comentarios:

Publicar un comentario